Rechazamos plan del Gobierno para cobrar por el uso de las vías de alta capacidad

Rechazamos plan del Gobierno para cobrar por el uso de las vías de alta capacidad

  |   Notas de Prensa   |   Sin comentarios

Logroño, 21 de mayo de 2021.-

 

El portavoz del Partido Riojano (PR+) en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha presentado una moción, para su debate en el próximo pleno ordinario, en la que solicita que “el Ayuntamiento de Logroño rechace el plan del Gobierno de España para cobrar por el uso de las vías de alta capacidad”. Asimismo, el edil pide que “se exija al Ejecutivo central que la AP-68 se convierta en una vía de alta capacidad gratuita cuando finalice su plazo de concesión, cumpliendo así con las inversiones previstas para vertebrar esta vía de comunicación con Logroño y el resto de municipios de La Rioja, además de mantener la gratuidad en los escasos kilómetros de autovía con los que cuenta nuestra Comunidad Autónoma”.

 

Según los datos del PR+, La Rioja es la comunidad que más kilómetros de pago tiene, tanto por habitante como por superficie. “Nuestra comunidad viene sufriendo un enorme lastre económico, logístico y social, al contar con más de 119 kilómetros de peaje, lo que supone que uno de cada tres kilómetros de vías de alta capacidad son de pago y esto sigue generando grandes desigualdades con otras regiones y ciudades limítrofes que cuentan con vías de alta capacidad, en su gran mayoría gratuitas, lo que implica un gran apoyo para su desarrollo logístico, industrial y de atracción de inversiones”, ha valorado Antoñanzas.

 

“La AP-68 tenía que ser libre y gratuita”

 

A su juicio, “la AP-68, que cruza toda la Comunidad Autónoma y vertebra la región, con especial incidencia en Logroño, tenía que ser libre y gratuita”. Sin embargo, “por decisiones políticas y numerosos incumplimientos de diferentes gobiernos centrales, continúa siendo de pago hasta el año 2026, cuando en 2011 finalizaba su concesión, pero esta fue prorrogada por interés político”, ha expresado el concejal.

 

“Las pocas medidas de rebaja del coste de circular por esta vía las estamos pagando los propios riojanos con nuestros impuestos”, ha indicado Antoñanzas, quien se ha quejado de que “ninguno de los compromisos para convertir la N-232 en autovía se han cumplido, ni tan siquiera los ansiados enlaces con la AP-68 están finalizados, unos en construcción, como la ronda Sur de Logroño, y otros que aún no cuentan con proyectos y que afectan a diferentes municipios de nuestra tierra”.

 

El Gobierno de España ha lanzado su intención de implantar el pago generalizado de peajes por el uso de las carreteras. En concreto, el Gobierno ha remitido a Bruselas un Plan de Recuperación en el que ha incluido revisar la financiación de las vías de alta capacidad y mediante el cual se establecerá un sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal, con la clara intención de, en un futuro muy cercano tanto como en 2024, cobrar por el uso de autovías, para obtener nuevos ingresos. En La Rioja, sin contar las vías autonómicas, este canon afectaría a 423 kilómetros.

 

Antoñanzas está convencido de que “esta medida será tremendamente perjudicial para nuestra comunidad autónoma y supondrá un nuevo varapalo para su desarrollo industrial y, también, en materia de seguridad de los riojanos”.

 

“La iniciativa aumentará también la inseguridad en las carreteras riojanas”

 

En este orden de cosas, “se dará la circunstancia de que la AP-68 no se convierta nunca en gratuita, ya que antes de 2026 se pretende aprobar el pago por circular por las vías de alta capacidad”, considera el concejal del PR+. Ello conllevará, según sus palabras, que “los escasos kilómetros de autovía con los que cuenta La Rioja, y que son básicos para el desarrollo de Logroño y muchos municipios de su entorno metropolitano, saldrán claramente perjudicados”.

 

Antoñanzas cree que “la iniciativa que se ha remitido a Bruselas, claramente recaudatoria, aumentará también la inseguridad en las carreteras riojanas, ya que se prevé que muchos conductores opten por vías secundarias para no tener que pagar por circular”.

 

El edil regionalista  considera que “el Ayuntamiento de Logroño no puede permitir que la AP-68 deje de ser una autopista, para pasar a ser simplemente una autovía de pago, después de décadas de pagar por una autopista injusta, nos podemos encontrar con la misma situación y ni los logroñeses ni los riojanos podemos avalar esta medida”.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.